Confederación Hidrográfica del Júcar, O.A.

Marco físico

Litología

        El ámbito territorial de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), está inscrito en un área de cobertura mesozoica fracturada durante la orogénesis alpina y tapizada de materiales neógenos.

        Las diferentes litologías existentes en la Confederación Hidrográfica del Júcar, se han agrupado, teniendo en cuenta el tipo litológico conforme a su naturaleza y su comportamiento hidrodinámico, en las siguientes agrupaciones litológicas:

  • Arcillas, margas y limos: depósitos de partículas de tamaño limo con escasa permeabilidad.

  • Esquistos/pizarras: Roca consolidada tabular que puede fracturarse.

  • Calizas, dolomías y yesos: Calizas y dolomías masivas en bancos de mayor entidad que las alternancias de calizas, areniscas y pizarras.

  • Areniscas: Depósitos de arenisca de potencia superior a las alternancias de calizas, areniscas, arcillas, margas, y calizas margosas.

  • Alternancia de calizas, areniscas, arcillas, margas y calizas margosas: Secuencias de capas delgadas de materiales sedimentarios con porosidad secundaria.

  • Arenas y gravas con contenido en arcilla: Depósitos de materiales gruesos con altos contenidos en arcilla que disminuyen la transmisividad.

  • Metamórficas/Ígneas: Rocas sin porosidad primaria importante, aunque permiten el paso de contaminantes en función del grado de fracturación.

  • Arenas, gravas y conglomerados: La escasez de finos permite el tránsito de contaminantes que será mayor en depósitos bien clasificados.

  • Volcánicas: Rocas ígneas extrusivas con planos, fracturas y porosidad vesicular que les confiere una alta permeabilidad.

  • Calizas y dolomías castificadas: Bancos de caliza que han sufrido procesos de disolución, formándose cavidades y fracturas interconectadas.

Map Litológico de la CHJAgrupaciones litológicas.


 

Rasgos geomorfológicos

        La cadena montañosa de mayor entidad en el ámbito de la Confederación Hidrográfica del Júcar es el llamado Sistema Ibérico, que se extiende más allá de los límites del propio ámbito de gestión. El Sistema Ibérico actúa como una barrera para los frentes marinos, forzando a las nubes cargadas de humedad por contacto con la masa marina, a elevarse a capas atmosféricas más altas, favoreciéndose los episodios de precipitación en estas regiones de montaña.

        En los Montes Universales nace el río Turia y el río Júcar, río principal del ámbito territorial de la CHJ, que a su vez da nombre a este organismo. Así mismo, el río Mijares, tiene su nacimiento en la Sierra de Gúdar. Estos tres ríos en conjunto proporcionan aproximadamente un tercio de la escorrentía superficial circulante media de todo el ámbito territorial. En la región Sur y Suroeste se extiende el tramo final de las montañas del Sistema Bético, donde nacen los ríos Serpis y Vinalopó. Por su parte, la llanura costera es una plataforma aluvial neógena que se extiende a lo largo de la franja litoral costera, donde la riqueza en nutrientes del suelo sostiene la mayor parte de la producción agrícola de regadío del ámbito territorial de la CHJ, y en la que se desarrolla y vive más del 80% de la población total existente. Finalmente, la llamada zona de La Mancha, ubicada en la región oeste del ámbito territorial, entre los sistemas montañosos Ibérico y Bético descritos, se caracteriza por presentar una superficie relativamente llana con una altura media de 650 m.

        Por último, a nivel geomorfológico, cabe destacar la formación de albuferas y marjales, zonas húmedas destacadas en cantidad y extensión en este ámbito territorial y geográfico. En general, ambos tipos de zonas se definen como extensas llanuras de inundación alimentadas por aguas subterráneas, y en menor medida, por aguas superficiales.

        La Albufera de Valencia, el marjal de Pego-Oliva, el Prat de Cabanes-Torreblanca y las Salinas de Santa Pola están incluidos en la lista de humedales RAMSAR de importancia internacional que tiene por objetoLa Albufera de Valencia​“crear y mantener una red internacional de humedales que revistan importancia para la conservación de la ​diversidad biológica mundial y para el sustento de la vida humana a través del mantenimiento de los componentes, procesos y beneficios/servicios de sus ecosistemas”. De entre todas ellas, destaca el Parque Natural de La Albufera de Valencia por su singularidad, y por el importante papel que este humedal juega en la migración de aves de Europa a África. Su reserva natural está formada por aproximadamente 21.120 hectáreas que incluye, no sólo el lago, sino también las zonas circundantes compuestas de grandes extensiones de cultivo de arroz, y una hilera de dunas que la protege de la costa del Mar Mediterráneo.

L'Albufera​​


 

Clima

        El clima descrito en ámbito territorial de la Confederación Hidrográfica del Júcar es un clima típico mediterráneo con veranos cálidos y con inviernos suaves. Se sitúa dentro de los pisos bioclimáticos termo-mediterráneo y meso-mediterráneo de ombroclimas secos. Los máximos térmicos se registran en los meses de julio y agosto, coincidiendo con la estación seca. Las temperaturas medias anuales oscilan entre los 14 y los 16,5 ºC. La pluviosidad media anual es de unos 500 mm, no obstante existe una gran variabilidad espacial con valores a 300 mm en las regiones más meridionales, mientras que en otras zonas alcanza valores superiores a 750 mm tal como se muestra en la figura siguiente.

        Asímismo, durante los meses de octubre y noviembre pueden producirse episodios de precipitación de gran intensidad y corta duración, conocido comúnmente como “gota fría”.

        La mayor parte de la superficie del ámbito territorial de la Confederación está cubierta por materiales muy permeables que favorecen la infiltración de las aguas superficiales de precipitación hacia estratos subterráneos.                              

 

Precipitación media anual (mm/año)​​​