La Confederación Hidrográfica del Júcar, O.A. participa en Bellús, junto a la Consellería de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, en un encuentro sobre las actuaciones conjuntas de restauración fluvial

​•    La colaboración entre ambas Administraciones se ciñe a un protocolo de actuaciones: se seleccionan los tramos de interés mutuo; la Confederación ejecuta la primera actuación de eliminación de la caña, mientras la Consellería lleva a cabo, posteriormente, las plantaciones de especies autóctonas de ribera
•    La actuación en el río Albaida, aguas abajo de la presa de Bellús, iniciada en 2020, proseguirá hasta el año próximo, con una inversión global de 640.000 €, sobre un tramo fluvial de 3 km
•    Para la completa eficacia de la erradicación de la caña, es esencial llevar a cabo el mantenimiento posterior de las actuaciones por parte de los Ayuntamientos implicados

8 de junio de 2021. El pasado viernes 4 de junio, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, O.A., Miguel Polo, ha participado, acompañado por el Comisario de Aguas, Marc García, junto a la Secretaria Autonómica de Medio Ambiente y Cambio Climático de la Consellería de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Paula Tuzón, acompañada del Director General de Prevención de Incendios, Diego Martín, y del Director General de Medio Natural y de Evaluación Ambiental, Benjamín Pérez; así como la Alcaldesa de Bellús, Susana Navarro, y otros técnicos, en una jornada sobre la colaboración interadministrativa para la realización de actuaciones de restauración fluvial de la vegetación de ribera, en tramos de ríos con alta presencia de cañares (Arundo donax), situados en zonas pertenecientes a la Red Natura 2000 y que implican un alto riesgo de incendio forestal. La jornada se ha celebrado junto al río Albaida, en el municipio de Bellús.

Participantes en el encuentro sobre restauración fluvial 


La Confederación y la Consellería colaboran mediante un protocolo de actuación conjunta, en el que se seleccionan tramos fluviales afectados por la caña común, que estén en riesgo de no alcanzar los objetivos medioambientales de la Directiva Marco del Agua y que, al mismo tiempo, presenten un alto riesgo de propagación de incendios forestales; priorizándose estas actuaciones en espacios de Red Natura 2000, cuya defensa resulta inexcusable por su elevado valor ecológico.

Una vez seleccionados los tramos objeto de actuación, la Confederación lleva a cabo la primera actuación de eliminación de la caña, haciendo también una adecuación morfológica del cauce, procediendo a la cubrición de las áreas correspondientes con geotextil, durante el tiempo que sea necesario, en el cual se asegurará el control de posibles rebrotes, tras lo cual retirara dicha cubrición. Se hará durante todo el proceso una adecuada gestión de los residuos vegetales. Tras esta primera fase, la Consellería procederá a ejecutar las plantaciones de ribera con especies autóctonas. Una vez finalizada la actuación, los Ayuntamientos implicados se harán cargo del mantenimiento posterior.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, Miguel Polo, durante su exposición.


El presidente Miguel Polo ha indicado que la presencia de la caña común es la consecuencia de una gestión del territorio en la que ha prevalecido la explotación de los recursos, lo que ha conducido a una degradación de los ecosistemas y a la reducción de la capacidad natural de desagüe de los cauces afectados, con los consiguientes efectos asociados. Pero no basta sólo con eliminar la caña, sino que una erradicación completa pasa por restaurar la vegetación de ribera utilizando especies autóctonas propias de los ecosistemas propios de nuestro territorio. Destacó la necesaria colaboración entre Administraciones, como ejemplo de gobernanza, aunando esfuerzos y metodologías en un prisma multiobjetivo, para asegurar la recuperación de los ríos y de su funcionalidad natural, así como de los valores medioambientales.

La actuación que se lleva a cabo, desde el año 2020, en las riberas del río Albaida aguas abajo de la presa de Bellús, en el término municipal de Bellús, que vino precedida de una experiencia piloto satisfactoria en 2017, es un buen ejemplo de la colaboración interadministrativa, con resultados satisfactorios. Supone una inversión de 640.000 €, abarca un total de 3 km de río y finalizará en 2021.

La secretaria autonómica Paula Tuzón durante su exposiciónEl comisario Marc García durante su exposición 

El comisario Marc García ha añadido que, hasta el momento, la Confederación ha ejecutado, desde el año 2015, un total de 35 actuaciones de este tipo, para mejora de la vegetación de ribera invadida por el cañar, sobre un total de 29 km de longitud de cauces y más de un millón de metros cuadrados de superficie; siendo la inversión global asociada a estas actuaciones hasta 2021 de unos 8,6 millones de euros.

Por su parte, la secretaria autonómica Paula Tuzón resaltó la necesidad de un pacto para erradicar la caña y recuperar la biodiversidad de los ríos, en un prisma de coparticipación y corresponsabilidad no sólo entre las diferentes Administraciones sino con la implicación de otros agentes, siendo necesario el desarrollo de actividades formativas al respecto.

Avda. Blasco Ibáñez, 48
46010 - Valencia
Tel: 96 393 88 00
Fax: 96 393 88 01
E-mail: contacto@chj.es

Copyright © Confederación Hidrográfica del Júcar, O.A.