La Confederación Hidrográfica del Júcar, O.A. presenta los próximos trabajos del “Estudio de alternativas para la reducción del riesgo de inundaciones de la Ribera del Júcar” a las administraciones locales de la zona

​•    Esta actuación, incluida en el vigente Plan de Gestión del Riesgo de Inundación de la demarcación, permitirá encontrar soluciones a los problemas de inundación en el bajo Júcar  
•    El objetivo es la redacción de cinco proyectos básicos de nuevas infraestructuras y diez estudios de adaptación del riesgo de inundación de edificaciones o instalaciones vulnerables, con el fin de reducir el riesgo de inundación existente
•    Se establecerán contactos frecuentes con las Administraciones locales y los agentes sociales, a fin de diseñar conjuntamente las soluciones, que habrán de ser eficaces, sostenibles y compatibles con el territorio

10 de junio de 2021.- El pasado miércoles 9 de junio, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, O.A., Miguel Polo, participó, acompañado por el Director Técnico, Javier Ferrer, junto a la Delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Gloria Calero, en una jornada celebrada en el Ayuntamiento de Alzira, con diversos representantes de la Administración local de la Ribera Alta y la Ribera Baixa, técnicos y agentes sociales, en la que se han presentado los trabajos relativos al “Estudio de alternativas para la reducción del riesgo de inundaciones de la Ribera del Júcar, priorización de actuaciones, redacción de proyectos e inicio de tramitación ambiental”, recientemente adjudicados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a la empresa TYPSA S.A. por un importe de 822.679 euros y un plazo de ejecución de 24 meses.

La actuación está incluida en el programa de medidas del vigente Plan de Gestión del Riesgo de Inundación (PGRI) de la demarcación hidrográfica del Júcar, para el ciclo 2016-2021, aprobado por Real Decreto 16/2016, de 22 de enero, como la medida estructural denominada “Plan General de Inundaciones del Júcar”, y afecta al área de riesgo potencial significativo (ARPSI) con código ES080-ARPS-0014.

Como parte de la implantación del PGRI se ha realizado el preceptivo análisis coste-beneficio de la medida, que ha concluido con la viabilidad económica de las obras estudiadas, si bien, debido a su magnitud, necesitan ser priorizadas y definidas detalladamente para proceder a su ejecución.

El contrato tiene por objeto, analizando los trabajos anteriormente ejecutados y los estudios previos llevados a cabo, con la experiencia adquirida en la confección de los mapas de peligrosidad y riesgo de inundación, la redacción de cinco proyectos básicos, que habrán de ser viables desde el punto de vista técnico, económico, ambiental y social. Estos proyectos permitirán encontrar soluciones a los problemas de inundación que persisten en la zona, a causa de las avenidas de algunos afluentes del río Júcar en su curso bajo: río Magro (aguas abajo del embalse de Forata), río Sellent y río Cáñoles (afluente del río Albaida aguas abajo de la presa de Bellús). Asimismo, se pretende redactar diez estudios piloto de adaptación al riesgo de inundación de edificaciones o instalaciones vulnerables a las inundaciones.

Los objetivos a alcanzar con los citados proyectos y estudios son: protección de la población y los bienes frente al riesgo de inundación; recuperación del espacio fluvial y sus valores naturales, sociales y paisajísticos; gestión de los usos del suelo en la zona inundable; y mejora de la conectividad ecológica entre los espacios naturales protegidos.

El presidente de la Confederación Miguel Polo, ha resaltado que desde 1982, año de la pantanada de Tous, no se ha dejado de trabajar en el ámbito de la Ribera, mediante estudios, proyectos y obras, tendentes a la reducción del riesgo de inundación, destacando la construcción de las presas de Tous, Bellús y Escalona. No obstante, aún sigue habiendo problemas asociados, entre otras causas, a las aportaciones de otros cauces carentes de regulación, como el Magro, Sellent, Cáñoles o el barranco de Barxeta. Ha insistido en la importancia del estudio cuyos trabajos se iniciarán en breve, así como en la necesaria participación en los mismos por parte de los agentes locales, en especial del Consorcio de la Ribera, las Mancomunidades de Municipios de las Riberas Alta y Baixa, Ayuntamientos, etc.

El director técnico de la Confederación Javier Ferrer, ha hecho una exposición técnica de los trabajos objeto del estudio contratado, con una sinopsis de los antecedentes y las actuaciones desarrolladas desde el año 2000 (Plan Global frente a Inundaciones en la Ribera del Júcar), habiéndose efectuado más de 20 estudios o proyectos en el ámbito de análisis para caracterizar la problemática y plantear posibles soluciones, lo que ha permitido tener un alto grado de conocimiento del riesgo de inundación en el tramo bajo del río Júcar. A pesar de la construcción de las presas de Tous, Bellús y Escalona, las inundaciones se siguen produciendo con frecuencia. El elevado coste de los proyectos redactados, que concretaron las actuaciones del Plan Global, que superaba los 1.000 millones de euros, así como su impacto ambiental y la compleja gestión del territorio, supusieron una dificultad importante para la implementación de las soluciones. Tras la aprobación del PGRI en 2016, se puso en marcha la medida indicada anteriormente, que ha conducido a la contratación del Estudio de alternativas que se presenta, y que permitirá adecuarse a las nuevas sensibilidades desde el punto de vista social y ambiental. Ha resaltado la necesidad y oportunidad de que se realice un esquema funcional de gobernanza, con contactos operativos con los técnicos municipales y participación ciudadana, a fin de diseñar soluciones de protección coherentes con el futuro desarrollo urbano.

La delegada del Gobierno Gloria Calero ha destacado que la actuación, enmarcada en un prisma de minimizar los riesgos de inundación, constituye una prioridad para el Gobierno en una situación de emergencia climática como la actual, existiendo un compromiso absoluto. Aludió a la necesidad de poner en marcha los trabajos y ser constante en la progresión de los mismos, resaltando la cooperación y coordinación de todos los agentes implicados. Ha recordado que el Gobierno, en el ejercicio de su compromiso, habilitará 7 millones de euros para resolver la problemática del embalse de Bellús, sustituyendo terraplenes por viaductos, para eliminar la afección que se produce con la línea férrea Xàtiva-Alcoi y que dificulta la correcta gestión del embalse en avenidas.

Avda. Blasco Ibáñez, 48
46010 - Valencia
Tel: 96 393 88 00
Fax: 96 393 88 01
E-mail: contacto@chj.es

Copyright © Confederación Hidrográfica del Júcar, O.A.